MERY POPPINS, UNA MARAVILLA DEL SÉPTIMO ARTE

  • Autora: Sara Nieto (1º Diseño de moda)

El regreso de Mary Poppins, es un musical dirigido por Rob Marshall junto con Lin-Manuel Miranda. Su historia nos sitúa en la Gran Depresión de los años 30 en Londres. Los hermanos Michael y Jane Banks, personajes de los tan conocidos niños de la anterior película de Mary Poppins, ya son adultos y él, es viudo y tiene tres hijos. No obstante, esta familia está pasando por una situación económica precaria y Michael ha perdido toda esperanza. Por eso, aparece la niñera mágica Mary Poppins, para devolver la ilusión y la alegría perdida de la familia.

Esta secuela de Mary Poppins, que ha tardado 45 años en salir a la luz, ha supuesto un nuevo modelo de referencia en el mundo de la moda. Este vestuario mezcla lo clásico de los sesenta con unos toques de originalidad actual. Lo desafiante en este proyecto es ayudar con los diseños a encontrar la identidad de los personajes y sobretodo, estar a la altura de la primera película. En esta secuela se han realizado un total de 448 trajes originales para la película.

La diseñadora de vestuario es la británica Sandy Powell. Por sus diseños ha sido nominada a premios Oscar, y con resultado ganador en las películas Shakespeare in Love (1998), El aviador (2004) y  La reina Victoria (2009). También con trece nominaciones en los premios BAFTA, donde ganó con Velvet Goldmine (1998) y La reina Victoria (2009). Pero ha trabajado en numerosos proyectos como: Orlando (1994), Las alas de la paloma (1998), Hugo (2011), El lobo de Wall Street (2013),  Carol (2015) o la Cenicienta (2015).

En esta película, Sandy Powell tiene que respetar un reflejo concreto de una época que atraviesa una crisis económica en Londres. Este mundo se muestra a través de un paisaje invernal, oscuro y brumoso. Por eso, Mary Poppins, siendo la institutriz en esta época no puede vestir con florituras. Para su vestuario, Sandy necesitó usar cortes y siluetas no muy distindos a los de hoy, de esa forma le da un aire sofisticado y distinguido pero a la vez moderno. Sus looks principales se asimilan e incluso parecen complementarios, ambos con estampados y diseños más fuertes y geométricos, y el patrón de los lunares se repite como estampado en sus camisas o en sus guantes.

En su primer look la niñera lleva un sombrero granate con una cinta del mismo color adornada con unas pequeñas flores blancas. Sobre una blusa roja con lunares negros lleva un abrigo ceñido a la cintura mediante un cinturón con hebilla romboide, de color azul oscuro y con un estampado de líneas verticales negras; sus botones son rombos plateados que decoran la simpleza del diseño. Sobre sus hombros cuelga una capa doble cosida en el mismo abrigo. Su falda, del mismo diseño del abrigo, llega a la altura de los tobillos. Y por último, los zapatos de estilo victoriano que convina con todos sus looks.

Otro de su estilismo combina el sombrero granate con una cinta azulada y el detalle es de flores rojizas. Su blusa es blanca con lunares negros, en su cuello lleva una pajarita granate con lunares blancos, los guantes son similares; su abrigo también es azul pero con un estampado de flechas negras, su falda es del mismo estampado y llega a la altura de los tobillos.

Para el conjunto que lleva la actriz en una escena nocturna y brumosa, Sandy, varía el abrigo azul por un traje de dos piezas granate con un estampado en forma de flechitas negras. La silueta es similar a la del abrigo con su copa; la blusa es blanca de topitos. Su sombrero azul con una cinta del mismo tono conjunta con los guantes y pajarita que son del mismo color con lunares blancos; sus zapatos siguen el estilo victoriano y también son azul marino con una franja en negro.  No podemos olvidar mencionar su tan mítico bolso y su paraguas azul con mango de cabeza de loro rojizo.

En unas escenas de la película, los personajes se adentran en un mundo animado.  A Sandy se le ocurre la idea de hacer interactuar a los actores con el fondo animado. Trabajó con John Cowell que pintó y tiñó sus proyectos. Tras diversas pruebas con distintas pinturas en diversas telas consiguieron un efecto de acuarela con los contornos dibujados. Mary Poppins con un sobrero rosa con detalles florales, también lleva un traje de dos partes rosado con efecto de difuminado, y los detalles como la pajarita han sido pintados a mano que ayuda a reforzar esa mezcla con el fondo animado. En cambio, Jack lleva un sombrero azul con una cinta rojiza, su abrigo es del mismo tono. El chaleco tiene un estampado de cuadros verde y azul, su camisa es blanca y su corbata roja con detalles en verde; todo el conjunto tiene ese efecto de degradado.

A pesar de que el trasfondo es sombrío, querían que el farolero Jack tuviera en su vestuario un toque de color. Por eso, bajo un abrigo azul oscuro lleva un chaleco granate que combina con el pañuelo y sus guantes sin dedos del mismo color. Su camisa es blanca con finas rayas horizontales granates y azules. Como complemento, lleva una boina azul con un estampado de franjas oscuras. Además, este personaje trabaja como farolero junto con muchos compañeros que aparecen en una escena y hacen un gran baile. Para esta escena se diseñaron varios prototipos de las diversas prendas y se las dieron a los bailarines. Con esto querían crear personajes individuales y evitar la uniformidad que había con los deshollinadores de la primera película. También, a todas estas prendas se les sometió a un riguroso proceso de decoloración de la tela, añadieron manchas de aceite y arrugas para que se vieran más desgastadas y verosímiles.

Para finalizar, destaco el look del personaje Topsy Poppons, prima de nuestra tan querida niñera e interpretado por Meryl Streep. Su conjunto es divertido y loco, y consigue mostrar el carácter tan dispar y extrovertido de este peculiar personaje. Su pelo corto naranja es recogido bajo un turbante de color verde que acaba anudado con dos pinceles agujas. Su rostro está muy maquillado, con los párpados sombreados en negro después en amarillo y sus cejas son moradas. Su amplia chaqueta negra de mangas acampanadas rosadas tiene estampado geométrico de cuadrados que varían de tamaño y color, esa chaqueta acaba en una tira de flecos verdes. Bajo ella lleva una camisa suelta verde, y su falda llega a la altura de los tobillos. Además, lleva diversos complementos de diversas joyas y baratijas, como sus pendientes de flecos, sus muñecas cubiertas de pulseras coloridas, o múltiples anillos que recubren sus dedos. La diseñadora se inspiró en las flappers, mujeres transgresoras de los años 20.

En conclusión, Powell ha conseguido estar a la altura de su antecesora, conservando los elementos característicos de la primera película. E incluso sus diseños han alcanzado el emblema de arte, y como el resto de los diseños de Disney ha conseguido crear impacto en sus espectadores, tanto que ya muchos diseñadores se han inspirado en estos diseños para crear sus propios conjuntos. No obstante, la película ha seguido el mismo esquema de la primera pero variándolo algunos elementos; por tanto, una vez te das cuenta de ese detalle sabes que va a ocurrir. También los números musicales han estado bien, pero no a la altura de la primera película que eran pegadizos y que la hicieron tan característica. Aun así, en cuanto a vestuario, escenografía, y la actuación de la actriz que encarna el papel de Mary Poppins han conseguido crear cierta nostalgia que te mantiene interesado en las escenas y en el trascurso de la historia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 hacercreativo.com - Todos los derechos reservados